Bolsita para caramelos o regalitos en 5 minutos

Para un cumpleaños o para envolver pequeños regalos, estas bolsitas de papel son muy fáciles de hacer y super versátiles. Escoja el papel de acuerdo con la ocasión, para estas fiestas Navideñas recomendamos el bloc Back to Basics Christmas Vintage.

Material necesario:

  • Papel
  • Lazo
  • Pegamento y tijeras
  • Papel de repostería (doily paper)

1. Cortar el papel en rectangulos, según el tamaño que deseas para las bolsas. Doblar los bordes del papel, uniendo las puntas en el centro, superponiendo una con la otra (± 1 cm).

 

 

 

 

2. Utilice el pegamento doble cara Extra Fuerte Crafter’s Companion para pegar los bordes superpuestos.

Seguir leyendo…

Consejos para obtener un estampado perfecto

1

Para agregar un borde dorado a un círculo o a un troquel de corte ovalado, colorear alrededor del borde del papel con un bolígrafo de punta de cincel (ej. ProMarker Gold).

2

Para evitar una línea en blanco alrededor de una imagen que deseas cortar, recorte justo sobre la línea del sello.

3

Elija primero los papeles y luego seleccione los bolígrafos o lápices que combinen.

4

Para conseguir un coloreado moderno y luminoso, use un color intenso y dos o tres pasteles, predominando los colores suaves.

5

Utilice las líneas de sombra de las imágenes estampadas como una guía para colorear las sombras y partes más oscuras de la imagen.

6

Para crear perspectiva con un sello de silueta, sella primero con un color fuerte y luego vuelve a sellar, pero sin re-entintar. Esto funciona especialmente con imágenes florales y campestres.

 

 

Coloreando con Lápices Acuarelables

Para conseguir un efecto acuarela en tus estampas te recomendamos los lápices de Staedtler, el primer lápiz de color acuarelable con sistema A-B-S, que protege la mina haciéndola más resistente a la rotura. Podrás encontrar los lápices Staedtler  en estuche de 12 o 24 lápices.

Para crear un bonito efecto debemos colorear con el lápiz las partes con sombra de nuestro dibujo/estampa, es decir, las que queremos que aparezcan más oscuras o intensas. A continuación utilizamos el pincel de agua para extender el color por la imagen, primero repasaremos las zonas coloreadas luego la zona inmediata, extendiéndola,  dejando de forma más suave los puntos de luz (en caso de que el pincel esté muy cargado de color para poder realizar el degradado sería conveniente descargarlo pasando la punta  suavemente por un paño seco). Repita la operación con cada uno de los colores.

Para resaltar o dar más intensidad  a ciertos puntos vuelva a marcar con el lápiz.